Al hablar de los procesos y diagnósticos logísticos de una empresa, es necesario recalcar la importancia de un sistema de gestión de almacenes o WMS. Explorar sus características es imperativo para las empresas que están experimentando un crecimiento. Esto debido a que esta herramienta beneficia la eficiencia operativa de tu organización, monitoreando los procesos de trabajo en diversos niveles. Esto mejora la productividad y aumenta la utilización de activos.

Asimismo, la integración de un WMS ayuda con el control de inventario de una manera que mejora la precisión, el rendimiento y la velocidad. Con el fin de que conozcas más del tema, en el siguiente artículo te explicamos cuáles son los ocho beneficios principales de este tipo de sistemas.

 

1. Espacio optimizado y menores gastos operativos

El WMS optimiza el flujo del almacén al analizar el mejor uso del espacio en el piso según la tarea y las características del producto. Esto reduce el tiempo que demanda ubicar cada artículo en el lugar correspondiente. Al considerar las mejores ubicaciones para almacenarlos, una empresa puede reducir sus gastos operativos.

Asimismo, es importante recalcar que las soluciones WMS también pueden ayudar a mantener la rotación de artículos  a través de diversas prácticas. Estas son las siguientes:

FIFO

También conocido como First in, first out. La definición es simple: El lote de stock que entra a almacén primero, será el que sale antes que los demás.

LIFO

La práctica Last in, first out o LIFO expone lo contrario. Aquellos productos que son almacenados al último, serán los primeros en salir.

FEFO

El método FEFO o First expires, first out indica que los productos que caduquen antes deben ser los primeros en fluir por la cadena de suministro, dejando el almacén.

Te puede interesar: Descubre  las últimas novedades en computadoras móviles táctiles para las empresas en el 2022

 

2. Visibilidad del inventario

El uso de un sistema de gestión de almacenes también proporciona una visibilidad de inventario precisa y en tiempo real. Esto permite a una empresa estimar el suministro de manera más segura y evitar pedidos atrasados, lo que conduce a clientes más satisfechos.

De igual manera, el uso de la automatización WMS a base de tecnología móvil, como lectores RFID u otros métodos de rastreo de ubicación reduce todo tipo de errores.

Con la información proporcionada por esta herramienta, los empleados de almacén pueden tomar decisiones confiables sobre qué productos generan mucha mayor demanda y cuáles no. Esto ocasiona que tu empresa aumente los ingresos y mitigue las pérdidas.

 

3. Mano de obra eficaz

Teniendo en cuenta los niveles de habilidad de los trabajadores, la proximidad en el almacén, el equipo y las actividades disponibles, un sistema de gestión de almacén puede asignar mejor la tarea correcta a la persona adecuada en el momento oportuno. Esto es importante debido a que la eficiencia laboral se optimiza mediante una asignación adecuada de los trabajos.

En otras palabras, la mano de obra se enfoca en tareas específicas que requieran mayor impacto y dedicación. A la par, el sistema WMS automatiza las demás. Esto reduce los errores, optimiza el tiempo de trabajo y garantiza el cumplimiento de tus objetivos organizacionales.

Otra manera de contar con un personal de trabajo eficaz es a través del escaneo de artículos durante su entrada al almacén. Esta característica del WMS evita que el producto se verifique dos veces, lo que ahorra tiempo y acelera el proceso de registro.

Los KPI también se pueden utilizar para analizar la dotación de personal, lo cual es importante porque la mano de obra suele ser uno de los costos más altos de las operaciones del almacén.

 

4. Trazabilidad mejorada

Los artículos de inventario se pueden rastrear fácilmente con los sistemas de gestión de almacenes que utilizan la numeración de lote y serie. Los primeros indican el grupo en el que se fabricaron los productos. Los segundos, identifican cada uno de ellos de manera específica.

Esto permite una trazabilidad completa y mejorada. Asimismo, la capacidad de rastrear productos reduce cualquier redundancia potencial, permite una planificación y asignación de inventario precisa y proporciona información actual recuperable para futuras situaciones de rastreabilidad, mantenimiento de servicio o recuperación.

 

5. Cadena de suministro optimizada

Un WMS optimiza la operación interna de un almacén que luego puede extenderse a la cadena de suministro más amplia. Ya que agiliza todo tipo de proceso en esta área, desde los artículos entrantes hasta los salientes, mejorando la eficiencia operativa y reduciendo los costos.

De esta forma, los componentes de la cadena de suministro estarán más integrados que antes, lo que amplía drásticamente las oportunidades para mejorar el rendimiento.

 

6. Automatización interna

El WMS permite aprovechar las tecnologías de automatización adicionales dentro de un almacén. Los dispositivos móviles pueden automatizar las asignaciones de trabajo internas y admitir una transición del trabajo en papel al trabajo electrónico y el registro de actividades. Esto simplifica los procesos, lo que aumenta la capacidad de escalar y garantiza la precisión de la información.

Existe una gran cantidad de beneficios ligados a los sistemas de gestión de almacenes. Es recomendable contar con estos si deseas que tu empresa pueda posicionarse mejor en el mercado y cumplas adecuadamente con tus objetivos organizacionales.

En caso de requerir más ayuda, en Southern Technology Group contamos con una serie de servicios especializados en ofrecer soluciones tecnológicas y logísticas que te ayuden a mejorar tu compañía. Si necesitas más información, puedes contactarnos en cualquier momento.

Deja una respuesta